top of page

La moda del amor más profundo de la pantalla grande.

Por: Camilo Ayala Salas



El regreso de la tercera película más taquillera del mundo “El Titanic” a la gran pantalla adaptada al formato 3D y 4K se llevó a cabo este 9 de febrero. Fuimos invitados en el mes del Amor a revivir este clásico cautivador gracias a Multicines. Para conmemorar su vigésimo quinto aniversario el estreno de la película de 1997, Dirigida por James Cameron regresa a los corazones melancólicos para sumergirnos en el romance que tomo lugar en el drástico evento del naufragio del Insumergible Titanic, el barco más grande y transbordado hasta la fecha de 1912. La película ganadora de 11 Oscares recaudó la suma de 18 millones de dólares para este re-estreno en 3D, la cual sigue impresionado a su audiencia por su impecable producción y más aún su vestuario escénico, el cual nos permite transportarnos a la época.



La diseñadora de vestuario escénico Deborah Lynn Scott fue la encargada de crear el vestuario que retrata la coherencia con la época que se desarrolla dentro de la película. Un impecable referente de la moda en la era victoriana. La acreedora del premio Oscar al mejor vestuario de 1998 y el premio “Costume Design Guild Award por la película Avatar, basó su inspiración para el vestuario escénico en una amplia variedad de fuentes de investigación. Estas se describen en las fotografías de la época, los catálogos y revistas de ropa antigua; así como la inspiración de los diseños de las grandes casas de moda de la época como Worth y Doucet, logrando así desarrollar en su propia linea de tiempo a la trama. El vestuario escénico de "Titanic" es una verdadera obra de arte, que muestra una gran atención al detalle y una gran habilidad para combinar colores, texturas y estilos con el objetivo de reflejar la moda de la época, que estaba marcada por la elegancia y el lujo.



Las mujeres de la alta sociedad se vestían con vestidos largos y elegantes, de preferencia con manga larga y escote en pico, mientras que los hombres llevaban trajes formales con chalecos y corbatas. El vestuario, también, reflejaba las diferencias de las clases sociales en donde los personajes de clase alta, como Rose y Cal, llucían atuendos distinguidos y de mucho detalle. Por otro lado, los personajes como Jack y Fabrizio, pertenecientes a los soñadores de la clase trabajadora, vestían ropa más simple y funcional. Otro aspecto importante del vestuario en Titanic es la manera que el textil describe una historia y complementa la de cada personaje de manera específica. De esta manera refleja su personalidad y su papel dentro de la trama.


Definitivamente volver a vivir el logro cinematográfico de la historia de amor más profunda revela sentimientos personales sobre las implicaciones del Amor y como estos superan los límites que la sociedad interpone. De igual manera nos invita a disfrutar de las promesas con nuestros amados y para quienes aún no lo encuentran persuadirlos a ondear aquellos sentimientos que están ocultos en las profundidades junto al collar del corazón del mar.




25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page